Vivir es un tránsito, un camino en donde todos somos nómadas. Que la travesía merezca la pena, depende de ti.

21 de diciembre de 2014

Cada mañana, ese vacío inútil

Veo las islas arruinadas por las excavadoras y las motosierras cada mañana. Cada mañana el humo de las hogueras se eleva entre las ramas de los pocos árboles que los operarios han respetado, y la intrincada maraña de vegetación donde las aves se refugiaban junto al viejo puente romano de mi ciudad ha desaparecido por completo. En su lugar solo veo roderas de retroescavadoras en lo que antes fue un retazo de naturaleza, madera apilada lista para ser cargada y transportada, y un inmenso vacío a través del cual veo la antigua aceña que hace tan solo unos días simplemente nos la teníamos que imaginar. El muro de vegetación, esa pantalla de ramas y hojas de gran valor ambiental, paisajístico y estético, es ahora un inmenso vacío a través del cual veo cada mañana la estulticia de los políticos locales, su necedaz y su vomitiva ignorancia. Sí, cada mañana se me encoge el corazón recordando lo que fue y en lo que su irracional despropósito ha convertido los alrededores del histórico lugar. Lo que ayer era una cinta verde de biodiversidad dentro de la ciudad, una burbuja de vida, un regalo para la vista y el espíritu de ese hombre que, alejado de sus orígenes animales entre asfalto y contaminación, necesita sentirla cerca de él para no volverse gris, anodino y vano, hoy se ha convertido en un vacío inútil y huero. Un inmenso vacío que me veo obligado a observar cada mañana, con rabia y desesperación.








3 comentarios:

  1. Joer, sin lugar a dudas el 2015 sera mejor. Un beso. Pilar

    ResponderEliminar
  2. Por si fuera interesante o de utilidad para ti, para tus compañeros de rutas o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
    plantararboles.blogspot.com.es
    Un manual sencillo para que los amantes de la naturaleza podamos reforestar, casi sobre la marcha, sembrando semillas producidas por los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.
    Salud,
    José Luis Sáez Sáez

    ResponderEliminar
  3. Hola Jesús. Que todos vosotros tengáis un año lleno de satisfacciones. Feliz año.

    ResponderEliminar